Le robaron la moto a una enfermera en el estacionamiento del hospital municipal

El episodio ocurrió durante la madrugada mientras la mujer trabajaba. Las cámaras del hospital muestran al ladrón cuando tuerce el equipo que enfoca el lugar donde estaba parada la moto y cuando se la lleva. Aún la víctima no logró acceder a las tomas de las cámaras de la vía pública correspondientes a la central de monitoreo. «Estamos desolados como personal de salud», le confesó a este medio la enfermera, que se traslada a sus trabajos con la moto, por lo que siente un gran perjuicio ante la sustracción. El rodado es marca Zanella ZR 150 modelo 2018 roja, sin espejos y con detalles de pintura en el guardabarro delantero.

Testimonio de la enfermera Marisa Roldán, a la que le hurtaron de la puerta del hospital a la 1:10 de la madrugada su medio de locomoción, una moto Zanella ZR 150 modelo 2018.

«Hace 12 años que trabajo en el hospital de Villa Gesell. Ese era mi vehículo para hacer los domicilios, porque hoy en día con un solo trabajo no se puede. Yo después de trabajar ahí 10 horas a la noche me voy a cuidar una señora 5 horas más y después hago domicilios a la tarde. Imaginate lo que lamento que me hayan robado esa moto. Pero lo quiero hacer público porque es para mi punto de vista, ¿no? Estamos desolados como personal de salud porque hoy me pasó esto a mí, que me robaron la moto. Hace unos meses atrás a una compañera mía le prendieron fuego la moto, o sea, destrucción total, no pudo recuperar su moto. A un policía le sacaron el arma y empezaron a tirar tiros afuera del hospital. Entonces yo quiero hacer público esto de la desaparición de mi moto porque no puede seguir pasando esto. Yo soy una trabajadora que trabaja día a día, todos los días para llevar el sustento a su familia porque ahora dos sueldos no sirven, entonces me tengo que hamacar, hablando mal y pronto, con varios trabajos para poder darle una buena calidad de vida a mis hijos. Y no me parece justo que el hospital no nos resguarde a nosotros como personal de salud. Hay cámaras, hay vigilancia, hay policía, supuestamente, y nadie hizo nada por mi moto y yo hoy no tengo y me tengo que ir caminando a todos mis trabajos. O sino pagar un remis y lo único que hago es cambiar la plata. Entonces yo quiero hacerlo público a lo que me pasó porque como dije no me parece justo que otro compañero pueda llegar a sufrir lo mismo que venimos sufriendo en estos últimos tiempos. Así que yo le pido a las autoridades que corresponda que tomen cartas en el asunto, que se fijen en donde están fallando para no resguardarnos a nosotros, ponen cámaras en las puertas del office de enfermería para fijarse cómo nosotros hacemos nuestro trabajo y los demás cómo hacen su trabajo. Entonces por eso quiero hacer público esto, porque ya me cansé de la desigualdad que hay en el hospital. No puede ser que nosotros nos vayamos tranquilos a trabajar porque no sabemos si vamos a tener nuestra movilidad afuera del hospital cuando salimos. Como yo le dije a mis compañeros, hoy me pasó a mí y mañana le puede pasar a ustedes. No puede seguir pasando esto en el hospital. No puede seguir pasando. Todos piden calidad de atención y nosotros pedimos seguridad para poder brindar esa calidad de atención. Eso es lo que quiero que se refleje en la publicación».