La fiscal Zamboni aceptó apartarse del caso que investiga la desaparición de Marcelo Medina

La familia de Marcelo Medina, el joven de 19 años que se fue de su casa el último 8 de mayo en medio de un episodio comparable con un brote psicótico, había solicitado por medio de los abogados patrocinantes la recusación de la funcionaria Verónica Zamboni por una serie de cuestionamientos negativos relacionados a la causa. En las últimas horas se conoció que la encargada de la UFID 6 local aceptó dejar la investigación por entender que las consideraciones hechas por los damnificados sobre su profesionalismo y su persona podrían afectar «su serenidad y equilibrio», por lo que el juez de garantías aceptó su excusación. El fiscal designado para continuar con el caso es Walter Mercuri, de la UFID 8 de General Madariaga.

Son varios los fundamentos que expusieron los abogados Fernando Soto y Martín Sarubbi junto a la familia de Marcelo Medina, el joven de 19 años buscado hace 52 días en Villa Gesell, para solicitar que aparten a la fiscal Verónica Zamboni a cargo de la UFID 6 de Villa Gesell, que lleva adelante la investigación.

La disconformidad que Carina Paredes y Miguel Medina, madre y padre de Marcelo, mostraron desde un primer momento sobre cómo se llevaba adelante la investigación por parte de la funcionaria local, tuvo en las últimas horas novedades respecto del pedido de recusación de Zamboni.

La funcionaria aceptó dejar la investigación mediante su formal excusación, amparada en el artículo 47 inciso 13 del código procesal penal, ya que entiende que por las consideraciones que fueron expuestas por la familia Medina sobre su persona y conducta profesional, «podría verse afectada su serenidad y equilibrio».

Además agregó que también debe velar por la tranquilidad de las víctimas, por lo cual y pese a que no comparte lo planteado en relación a su accionar, «considera que se sentirán mejor representados con otro agente fiscal», detalla el documento de la excusación.

Será a partir de ahora, el fiscal Walter Mercuri de la UFID 8 de General Madariaga el que continúe con la investigación que busca hallar al joven Medina, ausencia que el próximo viernes 8 de julio será de dos meses.

El fiscal Mercuri es quien estuvo a cargo de las primeras actuaciones la madrugada del 18 de enero de 2020 cuando asesinaron a Fernando Baéz Sosa en Villa Gesell y quién encontró a los rugbiers que hoy están presos e imputados esperando el juicio oral.

About porla3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.