Fin de semana largo: más de 1.6 millones de viajeros recorrieron el país y gastaron 4.5 millones de pesos

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó además que el sector turístico «funcionó a un 50% de lo que sería esta fecha sin pandemia, manteniéndose bajo las expectativas calculadas con antelación».

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó este domingo 11 de julio que más de 1.6 millones de viajeros se trasladaron por todo el país y gastaron un total 4.576 millones de pesos, en el fin de semana largo por el Día de la Independencia.

«El sector funcionó a un 50% de lo que sería esta fecha sin pandemia, pero igual estuvo en línea con las expectativas. Los comercios vendieron poco, porque las familias gastaron principalmente en gastronomía y recreación«, remarcó en un principio la CAME.

En las ciudades coincidieron en que dicho porcentaje fue menor de lo que hubiera sido en un feriado sin una pandemia de coronavirus presente, aunque era algo que esperaban. El sector apuesta ahora a lograr buenos resultados en el receso invernal.

Continuaron remarcando que «con una estadía media de 2,6 días y un gasto diario per cápita de 2.250 pesos, el feriado dejó ingresos por $3.217 millones en las economías regionales» y «fueron un total de 550.000 turistas que salieron de viaje».

«A ellos se les agrega 1.054.000 de excursionistas que decidieron trasladarse a ciudades cercanas en busca de ocio y recreación. Se estima que desembolsaron en promedio $1.300 cada uno, inyectando un total de $1.358,5 millones«, completaron. 

Precisaron, finalmente, que entre turistas y excursionistas, el fin de semana dejó el siguiente saldo: 1.604.000 personas recorrieron la Argentina entre el jueves 8 de julio y el domingo 11, generando un impacto económico directo de $4.576 millones.

Asimismo, detallaron que «el tiempo ayudó a muchas regiones, ya que se presentó con sol y clima agradable» y lamentaron: «El resultado podría haber sido mejor si no fuera por la final de la Copa América que retuvo a mucha gente en su ciudad».

Mientras tanto, específicamente en la provincia de Buenos Aires, el fin de semana largo fue considerado como aceptable. Esto se debe a que la ocupación quedó lejos de otros años, pero lo que se destaca es la mejora frente a otros fines de semana.

En Mar del Plata, los hoteles de cuatro y cinco estrellas fueron los más requeridos entre los turistas y sobresalió entre los demás la figura del visitante espontáneo, que decidió llegar sin reservas previas y acordar dónde iba a hospedarse sobre la marcha.

Fuente: PERFIL

About porla3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat