Vascos Animalistas, el refugio de perros ancianos, pide que el municipio acelere la donación del lote prometido porque deben entregar la casa en la que funciona

Blanca Samproski, una de las responsables de la Asociación Civil Vascos Animalistas, refugio para perros ancianos y con algunas patologías que dejó andando su fundadora Irene Tapia, contó en Por la 3 radio la gran preocupación que tienen quienes llevan adelante la causa debido a que en 40 días deben desalojar la vivienda que alquilan y aún no tienen posesión del lote donado por el municipio, ya que el Ejecutivo municipal debe elevar el tratamiento de la ordenanza al Concejo Deliberante para validar la cesión de un terreno que fue acordado y que tiene acceso, electrificación y otros servicios para poder avanzar con una construcción, características que no tenía el lote ofrecido inicialmente y por el cual se sancionó una ordenanza que debe ser actualizada de acuerdo a la dirección catastral correspondiente.

La situación que atraviesa el refugio fundado por Irene Tapia es urgente, así lo explicó Blanca Samproski, una de las responsables de Vascos Animalistas, luego de una ordenanza aprobada por otro lote que no es accesible para la ONG ubicado en Paseo 112 y Avenida 27. «Ahora nuestro apuro es humanitario porque la casa donde viven los perros es de una señora de 82 años y es su única vivienda, ella alquilaba un departamento más chico, porque esa casa para ella le resultaría grande y ahora se vendió ese departamento y le dieron 40 días para irse y nosotros se la tenemos que devolver porque es una persona de mucha edad que no tiene donde vivir, no podemos seguir ocupando un lugar que no nos pertenece. Ya pasaron casi dos años que murió Irene, es mucho tiempo y nos dieron la posibilidad de quedarnos para no sacar los animales, o sea nos hicieron un favor porque en ese momento había 59 perros», contó la vecina.

Lo que Samproski explicó es que hay un tema atrasado que es la entrega del predio: «Nosotros teníamos desde noviembre del año pasado un lugar, pero resulta que cuando fuimos a verlo no se encuentra en condiciones para el proyecto porque no tiene ni luz ni agua, en una zona que esta cerrada y hay que abrir la calle y llegar hasta ahí con el cableado, cosa que el arquitecto nos aconsejó que no porque sale mucho dinero bajar la luz a muchas cuadras y nosotros no disponemos dinero para hacer esto».

La vecina detalló que después del fallecimiento de Irene Tapia hicieron los trámites correspondientes para encaminar el pedido del terreno. «Irene en vida tenía un proyecto de mudarnos a otro lugar, entonces iniciamos un proyecto e Irene era parte del proyecto, paso lo q pasó y el pedido ya estaba hecho, pero después paso a ser otro el pedido y no era para ayudar a que Irene tuviera más lugar, sino para ayudar a los perros de Irene, pero desde otro lugar porque ya estaban los perros, ese proyecto era para seguir ayudando a otros animales, era otra cosa. No tuvimos una negativa de la municipalidad, nos pidieron que hagamos todo lo burocrático, lo hicimos, tenemos el estatuto y la personalidad jurídica hecha, tenemos todo, somos una Asociación Civil que se llama Vascos Animalistas, ahora el tema es dónde está parado el expediente».

La problemática que exponen desde Vascos Animalistas es que necesitan que se avance por parte del área de Planeamiento municipal y el Ejecutivo para que el Concejo Deliberante pueda modificar la ordenanza ya sancionada en la que figura la donación de un terreno que no es finalmente el acordado con la asociación.

«Nosotros ya fuimos a ver otro terreno que nos llevaron a ver desde planeamiento que son fiscales y podrían llegar a ser porque tienen la luz ahí nomas, esta todo hablado, cuando vieron que el otro nos servía, con buena predisposición desde planeamiento nos llevaron a ver en otro lugar, y nada, planeamiento lo propone, me preguntaron si estaba de acuerdo, dije que si y eso fue en enero y nunca más, no sabemos por qué no baja el HCD para ser aprobado el cambio, está ubicado en Paseo 107 y Avenida 29, cerca de Arco Iris», contó la mujer. 

En esta necesidad planteada hay muchos factores que suman urgencia en poder concretar la donación y la construcción del albergue para perros y uno de ellos es la queja de vecinos porque el refugio continúe en la vivienda que deben entregar. «Desde el día 1 que murió Irene, querían que nos fuéramos, no se, quizá sea un malestar de antes, vive mucha gente y por eso Irene quería otro lugar. Y por más que ladraban 30 perros en la calle, siempre se venían a quejar, es continuo, llaman, los perros ladran, es un estrés que se vive continuamente y los perros también lo viven porque no los podemos dejar ni ladrar, uno corre, juega, ladra, imagínate 25, no se van a quedar callados, y es todo una complicación. Quejas que tener que hablar con un vecino, poner la lona para que no miren al perro de al lado. En un espacio con un paredón bien alto, entonces esto no sucedería», confesó.

«Para que tengas idea, lo que nos comentaba el arquitecto que para llevar la luz a 1 cuadra y media, a una persona le costó $150.000, imagínate nosotros no podemos ni iniciar algo así», dice sobre el primer lote ofrecido por el municipio. 

Sobre la gestión municipal, advirtió: «No hay mala voluntad, de hecho todo lo que hemos solicitado nos han dado una ayuda económica, bolsas de alimento también, pero lo más importante que es el espacio físico esta trabado y eso es importante en lo que nos ayuden».

About porla3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat