«Lo que está haciendo el municipio de autorizar esos movimientos es violación de la ley»

El integrante de la Asamblea Ciudadana en Defensa del Médano Costero, Pablo Dominguez, fue categórico al referirse a los trabajos de movimiento de arena que se están realizando en los últimos días en la playa de Barrio Norte y ese tipo de tareas en general. «Lo primero que hay que recordar es que el cuidado y la tutela de la playa corresponde a la Provincia de Buenos Aires y que hay leyes provinciales para proteger el frente costero», resaltó, para recordar que la tutela de la playa no pertenece al municipio de Villa Gesell, aunque administra. Para el embientalista es una aberración lo que se hace con los médanos y asegura que con un trabajo de prevención simple y sistemático los casos que requerirían actuación para algunos privados a los que la arena se mete en las entradas de sus viviendas serían pocos y solucionables sin ocasionar los daños actuales. Además, criticó la ordenanza que se votó el año pasado y que provocó un vacío legal y llamó a la oposición a rever la norma vigente.

Las imágenes publicadas por este medio la semana pasada referidas a las tareas de movimiento de arena con la pala municipal en médanos de la playa de Barrio Norte a la altura de la bajada a la playa de la calle 307, generaron indignación y debate sobre esta práctica usual por parte del municipio que se realiza, muchas veces, de forma arbitraria y sin control.

Para posicionar de nuevo en la agenda de la comunicadad todo lo referente al cuidado del frente costero y seguir informando sobre el tema, el integrante de la Asamblea Ciudadana En Defensa del Médano Costero, Pablo Dominguez, constestó a las preguntas de Por la 3.

La primera expresión que resaltó Dominguez fue: «Lo primero que hay que recordar es que el cuidado y la tutela de la playa corresponde a la Provincia de Buenos Aires y que hay leyes provinciales para proteger el frente costero». En ese sentido el guardaparque advrtió que la tutela de la playa no pertenece al municipio de Villa Gesell, aunque sea quien lo administra como pasa en el resto de la costa atlántica.

En ese sentido Dominguez lanzó: «Lo que está haciendo el municipio de autorizar esos movimientos es violación de la ley». Luego profundizó en que desde el municipio fundamenten que el médano tapa la casa de un privado y ese privado tiene derecho a no vivir con el médano tapándole la casa. consideró que «tienen que detectar esos lugares especificamente y hacer trabajo de prevención simple». A esas tareas las enumeró: clavado de palo a pique y siembra de vegetación autóctona.

«Hay que hacer trabajo de defensa del médano y donde hay un trabajo puntual después de una tormentoa que la arena le entró al porch del vecino, se saca con una pala y para tratar lo menos posible de dañar al medano costero que es el que defiende a ese propietario de que un día le llege una ola», detalló.

Sobre esta problemática que es muy conocida por muchos vecinos pero desconocida para otros tantos, Dominguez mencionó: «Fueron bajando bajando y bajando y sacando que le molestaba la arena hasta que un día se cae la casa como pasó en Mar del Tuyu».

Es por eso que los detalles que se dan para fundamentar el por qué hay que cuidar al médano no están de más. «Trabajo preventivo, cuidarlos no sacar los médanos, no son arena amontonada por un vientito. Son de formación rápida y es una defensa natural contra la crecida del mar hay que acompañar ese proceso natural y no andar removiéndolo todos los años con maquinas de acá para allá», afirmó. Además de señalar el error que es llevar la arena a la orilla. «La arena no tiene que tirarse ahí, esa arena la perdemos con un viento sur fuerte y el viento oeste se la lleva a la playa. Cada granito de arena que nosotros movemos inutilmente estamos causando un daño».

El protector ambiental puso en duda que los propietarios, en todos los casos, tengan el permiso municipal para hacer los movimientos de arena.»Desde el punto de vista del trabajo del manejo costero es una aberración», consideró.

Además, opinó sobre la ordenanza votada el año pasado en el Concejo Deliberante en el que se sancionó sobre las tareas de movimiento de arena: «Es una ordenazna que no se entiende nada y que derogó las anteriores ordenanzas. Lo que quedó es un vacío legal. Se votó en plena pandemia. Metieron una ordenanza que no se entiende nada y habilita al municipio a hacer lo que se le antoja en el frente costero», declaró.

Sobre el rol de la oposición y cómo quedó la legislación local, expresó: «La oposición tampoco insista en que se clarifique saber qué pasó y qué derogó».

En cuanto al panorama en general sobre la gestión del frente costero, dijo: «Nosotros estamos lidiando con gente que no tiene escrúpulos pero de todas maneras sabemos que hay leyes provinciales que son bastantes claras en el sentido de la protección. Hay sugerencias y leyes para proteger pero los efectos los estamos viendo, hay que hacer trabajo preventivo, para minimizar los daños que hace la gente». Y agregó: «Está en un limbo la legislación local».

Sobre lo que debería hacerse y no sucede, contempló: «No hay un trabajo sistemático con asesoramiento de un geólogo».

About porla3

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat